Si tienes un hijo, seguro que has considerado seriamente si debes o no dejarle entrar en el mundo de los videojuegos. ¿Son buenos los videojuegos para los niños?

Los videojuegos forman parte del ocio en nuestra sociedad desde edades cada vez más tempranas y tratar de prohibirlos o mantener a nuestros hijos indefinidamente al margen es, claramente, una tarea imposible.

Cada padre tiene sus miedos cuando se trata de niños y videojuegos; algunos están totalmente en contra, mientras que otros están encantados de que sus hijos practiquen este entretenimiento siempre que esto no afecte otros aspectos de su vida. Algunas madres y padres no dejan jugar a sus hijos porque según ellos es muy dañino, y otros sostienen, por el contrario, que los videojuegos son un excelente ejercicio para la mente.

¿Qué dicen los medios sobre niños y videojuegos?

En este debate, abundan las opiniones sin fundamento y se echa en falta la opinión experta de especialistas sobre los efectos de los videojuegos que nos ayudaría a saber qué tipo de precauciones deberíamos tener y no limitarnos a poner unas sin sentido que ni siquiera sabemos si son acertadas.

El debate sobre el efecto positivo y negativo de los videojuegos en los niños, lleva ya en la palestra más de dos décadas. Pero, de manera general, observamos que sus efectos negativos tienden a recibir una mayor cobertura mediática que los positivos. 

¿Son los videojuegos realmente tan peligrosos como nos los pintan los medios?, ¿tienen algún beneficio?, ¿generan adicción? ¿podemos utilizarlos como herramientas para promover comportamientos, motivaciones y compromisos deseables en nuestros hijos?

En esta sección de Hangar, intentaremos huir de sensacionalismos mediáticos y comentar, desde un punto de vista científico y objetivo, los resultados de artículos y reflexiones publicados por expertos en la materia, acerca de los beneficios y peligros que conlleva esta extendidísima actividad, así como recomendaciones de especialistas para aprovechar los aspectos positivos de esta afición para reforzar y motivar comportamientos y competencias fundamentales que necesitarán nuestros hijos en el futuro.

Síguenos en nuestras redes sociales para no perderte ningún artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *